Día a día de una vendedora de chance

Hola mi nombre es Patricia Duran y en la actualidad soy vendedora del  juego de azar del chance el cual suele ser el más popular en Colombia.

Vengo desempeñando este oficio hace más de cinco años y doy gracias por existir este juego de azar que resulta muy atractivo para los colombianos debido a su sencillez a la hora de jugar.

Soy madre soltera  y tengo un niño de 4  años el cual es mi razón de ser y por el cual salgo a trabajar día a día, gracias al oficio de ser vendedora de chance me logro ganar el día a día así como lo hacen miles de colombianos.

En este oficio me ha ido bastante bien debido a que mi punto de de venta de chance tiene una muy buena ubicación y llegan muchos clientes a realizar su apuesta, creo que la clave para que un cliente venga de forma recurrente a  mi punto de venta es tal  vez la cercanía que mi punto de venta tenga con las casas donde vivan  mis clientes y también la amabilidad con el que se les atienda.

No es fácil ser madre soltera en nuestro país, pero sería más difícil si no existieran estos tipos de oficios para personas en nuestra condición.

Y bueno mi día a día comienza en las mañanas cuando  me levanto temprano para alistar mi hijo y llevarlo a tiempo a su guardería la cual para mi fortuna se encuentra cerca a la casa donde yo vivo, luego me dirijo a mi sitio de trabajo para llegar a tiempo tomo muchas veces un moto pirata o de vez en cuando la ruta de bus.

el horario de trabajo es de 9 de la mañana a doce y treinta del medio día, luego regreso a casa y  tomo un descanso hasta las  tres de la tarde y me tomo un tiempo para pegarme un baño   arreglarme un poco para ir luego a buscar a mi hijito.

Luego de buscarlo  a su guardería me voy junto con mi hijo  al trabajo ya que entro nuevamente a las cuatro de la tarde hasta las nueve de la noche, muchas veces mi niño se queda dormidito hasta que termino todas las cuentas de la venta del día.

De ahí cierro el punto de venta y me dirijo con mi hijo a casa, cuando llegamos son casi las diez de la noche.

Al llegar a casa suelo preparar algo para mí y para mi hijo que por costumbre me dice que quiere algo de comida y yo le preparo algo muy sencillo.

Luego miro un poco de televisión mientras  lavo ropa si hay por lavar y luego me baño y me acuesto a dormir.

Así es mi día a día, muchas de las cosas que hago es por mi hijo el cual me da el impulso para realizar todos mis esfuerzos, sé que muchas mujeres se pueden identificar con migo, mujeres que luchan solas por sus hijos y que gracias a sus trabajos logran salir adelante.

La industria de los juegos de azar es una gran ayuda para mí como mujer y sé que muchas mujeres viven un día a día parecido al mío y que gracias a un punto de venta de chance logran obtener el sustento para su familia.

Le doy gracias a este sitio web por permitirme exponer un poco de mi vida.

inicio