Relato de un lotero

Hola mi nombre es Antonia y soy vendedora de lotería o lotera como comúnmente dicen las personas  hace ya más de veinte años, en todo este tiempo  he vendido muchos premios , he vendido premios secos , premios mayores sin serie, muchas aproximaciones  y por supuesto el premio mayor de una de las loterías que se juegan en Colombia.

Pero el haber vendido el premio mayor de la lotería de Bogotá no fue un hecho muy afortunado para mí, pues aunque  vendí el billete de la lotería de forma fiada ni así logre que el afortunado ganador me reconociera algo del poco de millones que se había ganado.

La historia es que una tarde como de costumbre llegaba a una panadería y ofrecía la lotería al dueño de la panadería, en muchas ocasiones le dejaba el billete de lotería fiada y luego me la pagaban, esa tarde le deje el billete de la lotería de Bogotá fiada y me fui pues sabía que en los siguientes días me la pagarían.

Al día siguiente  mire como de costumbre los resultados de las loterías y mire el número que había caído en la lotería de Bogotá y me lleve la sorpresa que había sido el número exacto que le había dejado al dueño de la panadería con su respectiva serie, en conclusión había convertido a una persona del común en un afortunado ganador y millonario.

Entonces  una vez había visto el resultado me dirigí a darle la buena noticia al señor de la panadería, pero este ya no se encontraba,  decidí esperar entonces a que llegara y al cabo de un tiempo llego, entonces le comente lo del resultado pero valla sorpresa me lleve cuando este me dijo que no, que ese número no era el que él había elegido lo cual resultaba una gran mentira ya que yo misma se lo había vendido.

Decidí entonces confirmarle nuevamente el numero pero esta persona se negó totalmente diciendo que él no se había ganado nada y que yo tal vez estaba confundida, esto causo un gran malestar en mí, pero lo que más me produjo fue una gran tristeza ya que yo pensaba que el afortunado ganador me regalaría algo de todos los millones que se había ganado.

Pero bueno, así son las personas  muchas veces se muestran amables con uno y luego cuando tienen dinero son personas totalmente diferentes, y esto fue lo que ocurrió con esta persona la cual la consideraba una persona amiga pero luego de haberse convertido en millonario cambio totalmente al punto de negar el premio que se había ganado y que yo misma le había vendido.

No le guardo rencor a esta persona ya que no es obligación que le regalen a uno como lotero  nada de lo que se ganen pero si me causo gran tristeza su comportamiento y más a sabiendas de que soy una persona de escasos recursos económicos  y que una ayuda de su parte me fuera servido mucho.

Luego de un tiempo supe que había reclamado el premio y que había empezado la construcción de un edificio de apartamentos con el dinero que se había ganado.

En la actualidad yo me dedico al mismo oficio de vender lotería y combino esta actividad con la ventas de productos de catálogo, de esta manera logro ganarme la vida.

No he vuelto a vender otro premio mayor de lotería, pero  si he acertado en algunos secos de las loterías no muy millonarios donde algunas personas me reconocen algo del premio ganado.

Ojala que si lograra vender otro premio mayor de otra lotería la persona  afortunada tuviera mejor corazón y me ayudara en algo pues a mis 67 años me serviría de mucho, de todas maneras tengo el honor de haber sido una lotera que en toda su trayectoria  de la venta de la lotería logro vender un billete completo de la lotería de Bogotá.

Le doy las gracias a resultados de las loterías de Colombia por plasmar aquí mi relato y un pedacito de mi historia en esta horrada actividad u oficio como lo es vender lotería.

inicio