Vender lotería, un oficio poco remunerado

Antonia López, lleva más de veinte años vendiendo lotería en Barrancabermeja, a sus 62 años este oficio apenas le permite  sobrevivir y colaborar en su casa, pues aún tiene fuerzas para salir de su casa todas la mañanas con la ilusión de vender nuevamente el premio mayor de alguna lotería, en el pasado Antonia vendió el premio mayor de un extraordinario de navidad pero la persona que se lo gano no le reconoció nada.

Antonia nació en Cúcuta y desde hace treinta años vive en Barrancabermeja, un municipio a orillas del rio magdalena y que tiene una de las dos refinerías de petróleo que hay en Colombia.

A pesar de que en Barrancabermeja existe dicha refinería la economía ha desacelerado y ya no se vende lo mismo que se vendía antes asegura Antonia, pues antes recibía de ingresos producto de la venta de lotería un ingreso cercano a los veinte mil pesos pero en la actualidad no logra superar los diez mil pesos diarios.

Lo que la ha mantenido en este oficio es que cuenta con una clientela que a pesar del tiempo le sigue comprando fracciones de loterías y billetes de lotería  con regularidad.

loterias de colombia

En Colombia un lotero recibe un veinte por ciento de lo que vende, por lo tanto un lotero para ganar de forma diaria unos veinte mil pesos deberá tener una venta de cien mil pesos, pero lograr esta venta diaria resulta muy difícil asegura Antonia ya que las personas no quieren comprar lotería y prefieren hacer un chance de cuatro cifras o comprar el baloto.

Los factores que afectan la compra de la lotería en esta región de Colombia es la economía que ha desacelerado en comparación con unos años atrás pues había muchos trabajos relacionados con la industria petroquímica y muchas personas de otras ciudades venían a trabajar a Barrancabermeja, pero esa burbuja estalló y ya no es lo mismo, otra situación es que la población juvenil no muestra mucho interés por la compra de la lotería, también los precios de las loterías no resultan muy atractivos a las personas  ya que los perciben costosos.

De igual manera Antonia sigue vendiendo  sus billetes de lotería ya que en algo le sirve para comprar sus cositas y colaborar en casa ya que en la actualidad vive con su hijo.

inicio